Busca por
categorías
Entradas
destacadas

Tecnología IRIS, una palanca hacia la descarbonización

El proceso de descarbonización, en respuesta a la emergencia climática mundial, exige un nuevo modelo energético más eficiente y un aprovechamiento óptimo de los recursos. Originar el menor impacto posible sobre el planeta es ya una de las ambiciones corporativas de...

La hibridación se consolida en el entorno de las renovables

El sector energético sigue dando pasos hacia la descarbonización del planeta. Inmerso en el proceso de transición energética, busca mitigar el cambio climático y lograr un aprovechamiento más eficiente de los recursos que la naturaleza regala a sus habitantes. Entre...

Una alternativa eficiente y sostenible para el sector industrial

La industria es una de las bases fundamentales de la economía europea. Actualmente, representa más del 28% de su Producto Interior Bruto (PIB) y da empleo en torno al 25% de los trabajadores de la Unión Europea. Eso sí, esta actividad es responsable de gran parte de...

Autoconsumo Fotovoltaico y el modelo energético más eficiente

El Autoconsumo Fotovoltaico (FV) gana impulso entre las empresas industriales y EDF Fenice ofrece el modelo de Autoconsumo Fotovoltaico más integral y completo, desde la concepción técnica ,y puesta en marcha, hasta su operación, monitorización y mantenimiento. La...

11 de mayo de 2021
Categorías: Blog,ESG

Compromiso de eficiencia para reducir la huella de carbono global

Se conoce como huella de carbono al volumen de gases de efecto invernadero producido por el ser humano de forma cotidiana, en sus actividades económicas, industriales y agrícolas.

El volumen de emisiones de dióxido que emitimos, expresado en toneladas, es el que se discute en foros internacionales como objetivo de reducción para los próximos años. Actualmente, el Acuerdo de París impone que en 2050 se rebaje en un 90% las emisiones que se registraban en 1990.

Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), hablamos de pasar de 334 millones de toneladas en 2018 a unas 29 en 2050, un considerable esfuerzo de la Unión Europea que fija límites en dos niveles, individual y colectivo.

El primer nivel tiene que ver con nuestra forma de vida, las costumbres. Hay infinidad de cosas que podemos hacer sin consumir energía, incluso formas de transporte o comunicación, pero también cotidianas como no consumir plásticos o reducir el consumo de electrodomésticos. En esta línea, existen docenas de pequeños gestos que reducen nuestro impacto medioambiental.

Acciones como apagar la luz cuando no se necesita, revisar la grifería para evitar fugas, desenchufar electrodomésticos o dispositivos electrónicos, cuando no se les da uso, o regular la calefacción de manera responsable, suponen enormes ahorros.

Otros gestos muy efectivos son la separación de residuos no reutilizables o entender los hábitos del reciclaje, llevar siempre una bolsa de tela a la compra o simplemente caminar para hacer unos recados.

A la hora de moverse, también es recomendable recurrir más al uso de medios 100% sostenibles, como la bicicleta o el transporte público, que poco a poco se están convirtiendo en medios más ecológicos, gracias al esfuerzo de los ayuntamientos.

Igual que otras instituciones nacionales y europeas que están impulsando un decidida Agenda Verde, con la ayuda de innovadoras tecnologías y soluciones de eficiencia energética que generan modelos de eficiencia energética de todos los vectores de una empresa.

Las tecnologías actuales permiten avanzar mucho en este propósito, minimizar al máximo el consumo de personas y organizaciones, dar pasos decididos hacia fuentes de energía, alternativas, renovables y más respetuosas con el medio ambiente, que mejoran nuestro medio ambiente y contribuyen a la supervivencia del planeta.

Contáctanos

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Acepto recibir información comercial de productos y servicios de EDF Fenice, incluyendo por medios electrónicos.

    * Campos obligatorios